Páginas

leschnit@yahoo.es

http:humanito.info

domingo, 8 de octubre de 2017

¿QUÉ PASA EN EL INCONSCIENTE DE LOS JÓVENES SUICIDAS?

De los muchos jóvenes afectados por el ambiente, sólo algunos se suicidan. ¿Qué les pasa en el inconsciente?

Los factores condicionantes (medio ambiente, economía, cultura, medio familiar, exigencia académica, etc.) sin duda son significativos, pero persiste la pregunta: ¿Qué les pasa en el interior de su personalidad? ¿Qué les pasa en el inconsciente?

Entiendo que en estos tiempos en que las corrientes psicológicas comportamentales y cognitivas, dejan de lado el psicoanálisis, éste, sin embargo, es más necesario que nunca ya que es la teoría que permite una mayor visualización de la formación del sujeto.

No se puede contestar la pregunta por la causa por la que un joven se suicida si no se tiene en cuenta lo que pasa a nivel inconsciente de su personalidad. En la forma en que se arma su sujeto.

Estábamos pasando unas cortas vacaciones en Medellín, cuando un señor de alrededor de 70 años, al enterarse de que era un profesional de la salud mental, se acercó a hacerme la pregunta.

Su hijo adolescente se había lanzado de un puente con su novia, quitándose de esta manera ambos la vida.

Me preguntó ¿por qué?.
Me contó que su hijo era un chico normal, que estaba muy enamorado de una chica que estaba en tratamiento psiquiátrico. El suceso del suicidio de ambos, había sido noticia nacional; que yo lo tenía que acordar, afirmó. En efecto, un vago recuerdo surgió en mi memoria.

¿Por qué?

El hecho notable es que este padre seguía sin poder entender qué le había pasado a su hijo dentro de la cabeza, dentro de su alma, para tomar semejante decisión.

Especulamos un poco al respecto de su hijo, de su personalidad y me acuerdo que surgió la siguiente información:

El muchacho había sido desde niño supremamente introvertido, le iba muy bien en sus estudios, pero no era comunicativo.

Tampoco tenía facilidad para establecer las amistades clásicas de la adolescencia, como ´el mejor amigo´, el grupo de amistades que salían a aventurar en los ratos libres de los fines de semana.

Cuando se emparejó con su chica toda su afectividad se volcó hacia ella, como si lo que no le salía con el resto del mundo, se concentrase en esa relación amorosa.

Posiblemente, dijimos, su afectividad largamente reprimida, se volcó con ella masivamente, por primera vez en su vida. Y ante las crisis nerviosas de la chica que podrían cuestionarle su futuro amoroso, en una identificación amorosa total, resultaron tomando juntos la decisión; basada en la impresión de que tampoco él hallaba futuro en su propia vida, sin la presencia de su joven pareja.

Sin conocer personalmente al joven, en esta conversación con su padre llevamos la pregunta del por qué hacia la situación interna e inconsciente de su personalidad, dejando claro que era una conclusión especulativa.

Rescato de este caso, la dirección hacia lo inconsciente de la respuesta al por qué del suicidio.

En los casos de los estudiantes de la Universidad del Valle que se han quitado la vida durante los primeros meses de este año 2017, con gran preocupación, se ha movilizado toda la institucionalidad.

La gobernadora del Valle, el rector y el vicerrector de la universidad, el director de bienestar universitario, el representante de los estudiantes, han tenido una manifestación proactiva al respecto, considerándolo un problema serio de salud pública.

Todas las medidas sugeridas por los funcionarios políticos y académicos han hecho hincapié en un seguimiento cercano de todos los aspectos que puedan afectar a los jóvenes, con un marcado énfasis en la prevención. Alguna de estas manifestaciones han dicho que era esencial descubrir cuál era la causa de estas conductas suicidas, pero perdidas en la multiplicidad de factores del ambiente.

En efecto, lo que nos llama la atención es que en ninguna de ellas se ha hecho alusión a los problemas inconscientes de la personalidad.

Esto no es la excepción sino la norma, en el enfoque sobre los problemas mentales, cuando se presentan situaciones de alarma como estas.

Hoy en día, en los países occidentales, nadie duda de la existencia del inconsciente; sin embargo, a la hora del enfoque de los problemas de salud mental pública, el concepto de inconsciente brilla por su ausencia; lo que nos asombra.

Como decíamos antes, cuando se trata de la pregunta por las causas, que llevan a estos jóvenes a eliminar su vida; lo que les pasa en el inconsciente es una pregunta que no debe faltar.

Es la perspectiva que nos aporta el psicoanálisis, que tanto nos hace falta en estos tiempos de confusión.


sábado, 30 de septiembre de 2017

ZARPAZO.

SISTEMA NEOLIBERAL O POST CAPITALISMO.


Todo indica que el sistema neoliberal o post capitalismo es un producto de la degeneración del capitalismo en un sistema de piratería, donde la única ley es el zarpazo.

sábado, 26 de agosto de 2017

¿POST VERDAD?


FINTAS, COMO EN EL POKER.

“Voy a cumplir con mi palabra”, dice un político en campaña electoral, sin decir a qué palabra se refiere.
Se me hace que esta frase contiene la estructura de la noción de verdad neoliberal, llamada post verdad.

Nadie sabe a qué se refiere esta denominación, porque hasta ahora la verdad cultural, la verdad de la gente era una; existía una verdad objetiva. Hubo después una época de transición que respondió a la frase: ´que cada uno tiene su verdad. ´

En la frase del político actual, parece que la post verdad es sostener la existencia de una verdad, que está en un lugar de la habitación que no se puede encontrar.

Para que sea post verdad, en este momento en que estoy hablando – como en este escrito, por ejemplo – decir la verdad no debe coincidir, en el tiempo, con la prueba de la verdad. No, hoy no; la prueba se la doy mañana. No porque sea una estafa en que le digo una cosa y después resulta que es la contraria, sino porque no se sabe de qué verdad se habla, lo que resulta conveniente para el que habla.

La post verdad es una intención de verdad. Ya se verá en otro momento hasta donde coincide o no con la verdad verdadera, la verdad probada.
La Post Verdad es un discurso que no se compromete consigo mismo.

Se ha pasado del ´si lo digo lo hago´, al ´si lo digo´ a secas.

Esto, como la parte esencial del post modernismo, ha tomado una lección del psicoanálisis acerca que el deseo es variable en su objeto, pasándose tres pueblos; llegando a creer que el objeto no se puede definir.

Donde el mismo psicoanálisis se ve obligado a poner un límite a este deseo, basándose en la realidad, a lo que se  ha llamado, con justeza, ´criterio de realidad’.

Usted vuele en brazos de su deseo; no un sea neurótico que quiera saber de antemano todas las cosas; pero tampoco sea lo contrario de un neurótico, un perverso que sabe que hay que bajar la patita al suelo, pero no le hace caso, haciéndose el distraído, para llenar el cartón con lo que le convenga. al paso de las circunstancias. Volamos, volamos, somos felices, volamos.

miércoles, 16 de agosto de 2017

LABORATORIOS DE GUERRA IDEOLÓGICA.




Están trabajando sin interrupción, día y noche, durante las 24 horas del día, en una guerra informática global.

Una línea, es la de construir una hegemonía sobre los otros; la otra línea es la de construir una multiplicidad de centros de poder.

Por alguna razón que no es fácil desentrañar, en este tiempo, esta puja por la verdad social, es más encarnizada que nunca. De esto no cabe ninguna duda.

Hace cuarenta años, joven en mi edad, en Buenos Aires, mi ciudad natal, empezaba la guerra sucia con los primeros desaparecidos, los primeros cuerpos deshechos con dinamita, los primeros disparos nocturnos. La vida, en general, seguía igual, pero un día, el barman español de nuestra cafetería dijo que lo que se sentía era un clima de guerra. Todos quedamos impactados por esta frase que a partir de ahí se empezó a hacer nuestra.

Como en ese tiempo de las armas argentinas, siento ahora, en los medios de comunicación mundial, un clima de guerra.

Con el psicoanálisis se ha descubierto que en la mente humana hay un pensamiento inconsciente. Por más que en este tiempo, precisamente, se debata contra el psicoanálisis y se defienda por el contrario, una visión de la mente desde el punto de vista de la filosofía de la consciencia; por más que esta guerra ideológica de gran intensidad, vaya dirigida contra la visión psicoanalítica del sujeto, todo el mundo sabe que existe el inconsciente.

Ahora todo es entendido con el conductismo, que ve así al hombre. Por efecto de esta manera de pensar, en las últimas décadas se ha desarrollado un conocimiento sobre las técnicas para guiar la conducta, sumamente sofisticado y de gran eficacia.
Con tecnologías modernas, un auténtico lavado de cerebro.

Se nos puede convencer de que el juicio a favor que nos dicta nuestro entendimiento, es un juicio equivocado. Con el resultado ´fabuloso´ de que terminemos tomando las decisiones que nos van a hacer daño, creyendo que nos haremos bien.

Digo ´fabuloso´ con oscura ironía, por no poner al lector de un golpe a caer de cara en el infierno.

Podemos preguntarnos, al invertir nuestro juicio, ¿qué se pierde? - La libertad de tener un pensamiento propio, como en lo traído por Kant en sus tres principios del razonamiento:

-       Pensar por ti mismo.
-       Pensar coherentemente en idea y acto.
-       Ponerse en los zapatos del otro.

No deja de ser tentadora la idea de escuchar la posición inconsciente de esa retórica infernal moderna y producir una interpretación de lo reprimido en esa posición. Sería una verdadera acción de contraespionaje.

lunes, 3 de julio de 2017

HACIA EL PSICOANÁLISIS COMUNITARIO


-------------------------------------------------------------------------------------------


JORGE ALEMÁN* (Psicoanalista y ensayista argentino-español)
PSICOANÁLISIS Y CULTURA ACTUAL.
                                                                                                                  
En ´El malestar en la cultura´ Freud ve que hay un fracaso estructural de la cultura. Porque si bien la cultura es lo que permite la inscripción de los sujetos en el orden simbólico, a la vez en el interior de la cultura hay un dispositivo que Freud denomina Súper yo que desarrolla lo que podríamos llamar una genealogía de la moral, en la cual Freud muestra algo más subversivo que el propio Nietzsche, para quien ingresar a la cultura es aceptar renuncias en función del lazo social, mientras que Freud muestra que el lazo social mismo está contaminado por esa renuncia que a la vez introduce un modo de satisfacción. Es el primero que vincula renuncia a la satisfacción. En términos lacanianos podríamos decir que es el primero que piensa que la renuncia y el plus de gozar están vinculados estructuralmente.

Ese dispositivo superyoico, en el rasgo sádico del superyó, es lo que tal vez el malestar en la cultura actual ha colonizado de una manera muy eficiente.

En el malestar en la cultura actual no podríamos decir que el problema sea el totalitarismo sobre el que nos advirtió Freud en su hora, o en todo caso tendríamos que pensar en un totalitarismo de nuevo cuño donde el dispositivo del superyó ha sido colonizado por el neoliberalismo.

Sujetos que satisfacen algo yendo en contra de sus propios intereses. Incluso sujetos que son capaces de dañarse muy seriamente a sí mismos con tal de producir un daño en los demás, de lo que es un ejemplo extremo el terrorismo contemporáneo. Ayer un niño de 12 años se inmoló para matar a 52 personas.

Creo que el malestar en la cultura actual no es advertir de un tiempo de totalitarismo sino que en lo que llamamos democracia hay aspectos que han sido  capturados por dispositivos de producción de subjetividades que están más allá del principio del placer, que han situado nuevas formas de exigencia.

La sustitución de lo imposible por lo ilimitado.

El sujeto neoliberal no está en un discurso, está en un dispositivo, porque contradice la lógica de los discursos en el sentido de que clausura la imposibilidad, rechaza el amor, y especialmente porque borra lo imposible e introduce lo ilimitado.

La dimensión de lo ilimitado hace experimentar al sujeto un empuje a ir más allá de si mismo, lo que me parece un elemento clave para pensar el malestar en la cultura contemporánea, que yo no creo que funcione si no va acompañado de algo que viene de la cultura americana, los relatos de autoayuda, narraciones de realización de uno mismo, están absolutamente conjugados por este dispositivo superyoico de rendimiento que el neoliberalismo ha extendido universalmente.
Logra que cada lector sienta que está dirigido a lo más propio de cada uno, la gente lo lee como si en cada palabra se reconociera y a la vez se han vendido cuarenta millones de ejemplares; así que se encuentra con una exigencia de felicidad, de realización de uno mismo que es imposible de cumplir.
En un símil, lo ilimitado es como si alguien se tomara un vaso de agua para calmar la sed y que la sed aumentase.

Creo que el malestar en la cultura se ha desplazado, la amenaza de la cultura ya no es la amenaza totalitaria clásica, sino que en el interior mismo de las sociedades democráticas funcionan como un estado de excepción.

(El uno por uno que a veces los psicoanalistas dicen, el uno por uno enfrentado a lo colectivo, me parece que debe ser revisado, porque no se trata del uno por uno, se trata de lo singular).

Es evidente que el neoliberalismo no ha elegido el psicoanálisis.
Dado que el proyecto de esta producción de subjetividad es la des simbolización, destruyendo toda relación con cualquier legado simbólico.

Es interrumpir la fórmula ´allí donde el yo era, el otro, el sujeto, ha de advenir´. Esta producción de subjetividad empuja al sujeto a un presente permanente, a algo que no es susceptible de ser historizado, algo que no puede ser narrado.

Hay que entender que el botín de guerra del neoliberalismo es la producción de subjetividad. Como anticipaba Margaret Thatcher: La economía es el método y el objetivo es el alma.

Lacan, el discurso capitalista.

Lacan decía que el discurso capitalista marchaba hacia su consunción. Como un dispositivo que desde su propio interior se va a ir consumiendo, autodestruyendo. No sabemos de qué manera, no se puede esperar nada de eso.

Pero lo cierto es que a diferencia de las utopías con las que Freud discutía, ya no tenemos la incertidumbre de qué tipo de futuro puede haber, o de realizar una sociedad que fuese mejor.

En este sentido el psicoanálisis sería una actitud conservadora, no en el sentido de la tradición política conservadora, sino de pensar qué es lo que merece la pena ser conservado.

No tiene tanto misterio, esto va a un punto que no tiene forma de ser habitado. Se trata de producir lógicas desde dentro mismo del dispositivo neoliberal, que no estén de antemano atrapadas por la lógica del dispositivo.” *

Si uno toma la idea de ´lo singular´ en lugar de la del ´uno por uno´, como nos lo sugiere Alemán, se nos plantea algo que podría entenderse como la lucha o la tarea de la construcción de sí mismo, en lo que cada uno desarrolla un sendero particular. Es la forma de este camino de búsqueda de sí mismo donde estaría la singularidad de cada sujeto.

En cada caso, en cada ´uno´, su trabajo de ser alguien lleva al sujeto a vicisitudes particulares. Esto es lo semejante. Al mismo tiempo, lo singular de cada cual en tanto buscador del sentido de su identidad.

Por eso entiendo que es posible sustentar el trabajo del discurso psicoanalítico  comunitario, porque la palabra psicoanalítica en su método de ´interpretación inconsciente´ en la dimensión que le dio Freud, como un cambio y una producción de símbolos, trabaja lo común de la singularidad.

Parece un trabalenguas, pero quiere decir que todos estamos en lo  mismo, buscando un destino.

Cada uno está afrontando su lucha, su camino personal. Somos en esto hermanos de camino, semejantes.

Es por eso que en las tradiciones de enseñanza basadas en el discípulo y el maestro, haya variados magisterios, cada maestro formado en cada camino recorrido.

En un grupo dado y en un momento dado por ejemplo, ofrecer esta idea de que cada uno tiene un camino de construcción de sí mismo y que en esto somos hermanos, puede producir un efecto de interpretación y de posible visión en que cada miembro del grupo se pregunte o suponga sus pasos. Saber al menos que todos estamos en un sendero de búsqueda de nosotros mismos.

lunes, 29 de mayo de 2017

LA ESCRITURA DE RAYMOND CHANDLER.



Algo me sorprende en las siguientes líneas, algo que no se definir suficientemente, pero que me produce una profunda impresión. Lo transcribo sin más.

“Abrí la puerta de mi apartamento, entré y aspiré el olor, de pie junto a la puerta, durante algún tiempo, antes de encender la luz. Un olor casero, a polvo y a humo de tabaco, el olor de un mundo donde seres humanos viven y se esfuerzan por seguir viviendo.”

domingo, 21 de mayo de 2017

´ESCUCHA ACTIVA´:

RECONOCIMIENTO DEL OTRO, TRANSFORMACIÓN DEL UNO.

Yo te escucho y en mí algo cambia por lo que escucho.
Por el hecho de escuchar, quien escucha se modifica por las palabras del otro. Esta es la ´escucha activa´.
                                                                                     
Así cobra el habla su dimensión humana:
Somos lo que decimos al ser escuchados. Si no somos escuchados quedamos vacíos. Para llenarnos, para ser es necesario ser escuchados.

Por el hecho de que quien escucha es modificado por lo que escucha toma fuerza la red comunitaria. Somos diferentes cada uno es cada cual, pero todos somos también parte de los otros.

Reconocimiento del otro. ´Refundación´.

A causa de lo que me has dicho, si te escucho me modifico.
Si cuando te hablo tú cambias, es algo que me impresiona.
El mundo humano funciona así, la comunicación es en el fondo una cuestión de ´refundación´.

Por esto mismo quien escucha es reconocido por el que dice.

De este modo la comunicación es una refundación, un recambio de la personalidad del que escucha.


¿EL HOMBRE ES UN NOSTÁLGICO?


El dolor que produce el recuerdo de algo perdido se ancla en el alma a través de dos raíces, una la de las cosas reales que se han perdido, y la otra en el recuerdo  inconsciente de las primeras vivencias de la infancia, que produce un sentimiento de algo que falta y que tenemos que encontrar. Que se acerca automáticamente desde sus fuentes inconscientes a potenciar ese dolor.

En este sentido los seres humanos tenemos una veta nostálgica.

Freud nos dejó el concepto de que a los cinco años ya está formada la parte esencial de la personalidad.

En la clínica de pacientes con aspectos psicóticos se observa la gran intensidad de estos conflictos primarios.
No se presenta como una esquizofrenia sino como gente normal con un síntoma especialmente doloroso que le dificulta su vida emocional.

Los tratamientos psicoanalíticos de estos casos resultan al comienzo productivos, pero llega un momento en que se enlentecen, por la aparición de estas emociones.

Este mundo inicial de la mente humana es el período de sentimientos más intensos. Son los niños los guerreros de esos tiempos, acompañados por sus padres y criadores que les acompañan en el crecimiento y la moderación de esta intensidad. Pero ella sigue viva (y así ha de ser por naturaleza) y se hace presente en estas situaciones de pérdida.

domingo, 23 de abril de 2017

EN LOS CAMINOS.

DE LIBIA A EUROPA.

Javier Taeño. Yahoo Noticias. 28 de febrero de 2017.

“Hay otro dato que muestra la dureza de la situación. Nueve de cada diez niños cruzaron solos el Mediterráneo en 2016. Se trata de familias rotas, de personas que lo ha perdido todo y que a una edad muy temprana son sometidos a un nivel de sufrimiento casi imposible de gestionar, lo que provoca graves secuelas psicológicas que dejan marca para toda la vida, tal y como revela la Organización Mundial de la Salud.”

Sin embargo es común hallar gente que piensa que los delincuentes juveniles lo son por una perversidad de nacimiento.

domingo, 9 de abril de 2017

JORGE EDUARDO RIVERA.

Profesor chileno traductor de El ser y El tiempo, de Heidegger.

“Nietzsche vio que todo lo que había sido grande en algún momento en la historia de los hombres, perdía valor, ya no era grande, lo que había movido a los hombres incluso a entregar su vida por eso, ya no tenía poder de convicción, de motivación.
Ve esto que se llama el nihilismo, que el mundo está en un desierto donde no crece nada. Lo único que crece es el desierto mismo que se va haciendo cada vez más grande.

Si Nietzsche hubiera vivido en nuestra época se habría muerto de pena. Ahora el desierto es absolutamente global. La globalización ha llevado a hacer que el desierto penetre en todos los rincones de planeta.

¿Qué es el desierto?
Es donde no hay vida, hay una sequedad, una esterilidad, donde nada mueve ni interesa, ni importa en definitiva.”



viernes, 3 de marzo de 2017

MASS HIPN0

MEDIOS DE HIPNOSIS MASIVA.



Se llamaron Mass media o medios de comunicación de masas, ahora se llaman Mass hipn0 debido a que se ha visto que su poder tiene que ver más con las  fuerzas oscuras del alma que con la información. Va más allá que la información manipulada.

El efecto de la información o de la desinformación tiene un límite, en cambio la Mass hipn0 se maneja en un plano diferente, el poder demiúrgico de las palabras. El Demiurgo era para los griegos la entidad que construía el universo.

Las palabras tienen, por su función mental, el poder de construir las almas.

Estas capacidades se han tecnificado en los medios de comunicación de masas hasta llegar a ser demiurgos constructores de almas, en una desviación de su ética que debe ser denunciada.

Las palabras de los Mass hipn0 han de estar guiadas por una ética de la verdad, si no es como darle un arma a un niño. Así alguna vez volverán a ser la Mass media necesaria para que los periodistas vuelvan a cumplir con su  función de ayudar a la gente a saber lo qué pasa con sus intereses.